viernes, 19 de julio de 2013

LA DESESPERACION...

 

Esta es la palabra que lleva a muchas personas a cometer actos que nunca pensaría que fuera capaz de hacer, no es que lo este justificando es que cuando ves el proceso desde dentro, desde el origen, las cosas cambian, y te preguntas, ¿Que puede hacer ahora este hombre?

Los abogados, son tremendamente corporativos. Y nunca reconocerán que uno de los suyos, ha cometido un error, y por culpa de ese error, tiene que pagar un hombre inocente, eso, señores abogados se llama INJUSTICIA.

En una pequeña ciudad donde todos se conocen, donde abogados, jueces y procuradores, toman café y vermú en buena compañía, pongo en duda que ejerzan libremente el ejercicio de la JUSTICIA.

Cuando tienes que pedir JUSTICIA GRATUITA, te la niegan, para no iniciar un proceso contra uno de los suyos...dicen que es INSOSTENIBLE...

Cuando el abogado que te ha sido designado le dices que si te representará pagando le su minuta, te dice que contra un compañero...no.

¿Que te queda por hacer?

Solo tienes DESESPERACION.

Si pudieras explicarle al JUEZ, pero en este País, los jueces son intocables, de no ser que seas un banquero, político, corrupto, sigo?

El Decano del propio colegio de Abogados reconoció un error en la forma del proceso, pero lo dijo, pero no lo firmó, ni lo hará.

¿QUE CLASE DE JUSTICIA ES ESTA? ¿QUE TIENE QUE HACER UN HOMBRE DESESPERADO?