martes, 10 de diciembre de 2013

¿SANIDAD?...OTRA DECEPCION MAS.



Entro en la consulta de la medico de cabecera y me dice: mal, muy mal, ¿Que te digo lo primero?. Le contesto, que primero me diga lo que es peor...

Después de tres meses sometiéndome semanalmente a una dosis de quimioterapia, que tiene otro nombre, para que mis articulaciones, un pulmón y el corazón se desinflamen, estoy peor que cuando empecé el tratamiento.

He he estado tres meses con unos efectos terribles en mi cuerpo, ya no solo físicos, engordar, caerse el pelo, que también, si no, otros mucho, mucho más graves, no ha servido de nada, excepto para sentir otra decepción, y van...

No sé si es porque ha cambiado el departamento de Reumatología del Hospital Clínico de Zaragoza, no sé si es porque el Reumatólogo que me “ha tocado” no le da tiempo de leer mi historial clínico que es muy grande, no sé el porque, es la crisis, es que no es buen médico, no lo sé. Solo sé que pasado un año sin visitarme tuve que ir y presentarme en el departamento sin cita y tener que gritar, yo no, no podía. Luego todo fueron corridas, pruebas, y una medicación que ya le dije que hacía nueve años no me había ido bien. Hizo oídos sordos, un médico que no escucha a su paciente no es un buen médico, el puede saber mucho, pero si yo no le digo como me siento, como estoy, de poco le vale lo que ha aprendido sobre los libros.

Tenía que hacerme las pruebas mensualmente durante los seis primeros meses, me dijo que me las haría en tres meses, mentira, nos vamos a cinco meses, sin pasar por Reumatología.

Como mi medico de cabecera se preocupa mucho por mí, porque sabe que no estoy bien, que estoy mucho peor de lo que creo, me hace controles cada mes, por su cuenta, porque nadie se lo ha mandado, pero no puede hacerme todas las pruebas ya que solo se pueden solicitar a través de un especialista.
Ahora tengo que decidir yo sola, dejar la medicación que llevo hace tres meses y me quedo en un vacío de medicamentos como estaba antes...Mi medico me dice que ella no puede retirarme la medicación que me receta un especialista. Es mi decisión solo mía, pero ¿Y la responsabilidad del médico que me la recetó? Donde empieza y donde acaba...es un misterio, solo sé que soy yo quién sufro las consecuencias.


Conclusión: llamo al departamento de reumatología, le digo a la administrativa que necesito hablar con el doctor que me lleva y me responde: que si se dedicara a atender al teléfono no podría atender a los pacientes que SI están citados y esperan en la sala. Hasta aquí, vale, puede ser, porque a mi en más de veinte años en ese servicio, siempre me han atendido, porque cuando he llamado es que estoy MUY mal. Le digo a la señorita que le pase el recado al Doctor, no me dice ni que sí ni que no y me cuelga, debía de tener mucho trabajo...

En enero, a más de la mitad de mes, tengo cita, no tengo confianza en ese médico, que hago, ¿solicito uno nuevo? ¿Pongo otra reclamación?

Me siento mal, por mi enfermedad y por la desidia de los responsables de cuidar de mi salud, no sé de quién es la culpa, solo sé que soy el resultado de un trabajo mal hecho.



 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida amiga!!! cuánta impotencia, que mal estamos los seres humanos que seguimos permitiendo que sucedan tantas crueldades.
Realmente no tengo palabras para acompañarte en esta situación tan dolorosa, sólo decirte que no desesperes y que hagas publico lo que te están haciendo, besos maver

medicoypaciente.com dijo...

Qué horrible todo lo que explicas, y qué impotencia...yo tengo la suerte de que en Barcelona en el Hospital de San Pablo que me llevan hay un servicio diario de 8 a 9 de la mañana que puedes llamar para cualquier urgencia y las veces que lo he hecho me han atendido muy bien y mi doctora (la reumátologa) me ha llamado durante el día y si ha tenido que adelantar la visita, lo ha hecho.
No entiendo estas diferencias viviendo en el mismo pais...

Anónimo dijo...

Que horror! Pobrecita! Yo consultaría a un buen abogado...uno que sabe todos los trucos, porque demandar no vale la pena que la justicia en este pais no funciona.Uno asi te podrá dar los mejores consejos de actuar. Y luego con esta enfermedad no puedes seguir asi y necesitas un buen diagnostico, tratamiento y seguimiento.Como al parecer con el sistema vigente en Zaragoza no lo puedes conseguir, hazlo como yo: Me pasó algo similar con el reumatólogo que me tocó, me parecía un vago, incapaz, uno que pasa un kilo de todo. Me cambié y el siguiente me parecía igual.Me informé buscando como loca los mejores reumatólogos de mi ciudad/provincia y envontré que muchos de ellos tienen también consulta privada. Fui en 4 meses a 5 diferentes, cogí cita con los 5! Los precios en España de un reumatólogo privado son asequibles, entre 50 a 80 euros, y la primera cita más cara, entre 90 a 125...en EEUU hay que pagar precios astronómicos de 300 por arriba por una sola consulta.La diferencia ha sido IMPRESIONANTE. Todas estas consultas privadas, las primeras citas han sido impresionante, se tomaron cada uno hora y media hasta 2 horas de tiempo! Mirando todas las analiticas con lupa, escuchando el historial, preguntanto cosas de enfermedades de niño, cosas que jamás les hubiera dado importancia..y luego algunos suelen tener en su consulta privada alguna máquina, (como Ecografía) a la que aplican por algun precio simbólico como 10e, y asi ven el grado de la Arthritis, como avanza o retrocede la enfermedad, y además como trabajan en hospitales del seguro al mismo tiempo, han visto tantos casos y tienen las investigaciones a mano a la última. Decidí quedarme con el que enseguida acertó con el diagnóstico más correcto para mi, el que me parecía el más inteligente y mejor para mi. Todas las analíticas que manda y medicación, con esos papeles voy a mi médico de cabecera del seguro, que me las receta sin problemas, este me trata muy bien, igual que el tuyo, incluso me mete a veces algunas cosas adicionales en las analíticas, como por ej. cuando le pido que quiero saber mi estado de la Vitamina B12 y D por los huesos... Solamente si necesitaras un tratamiento de biológicos quizá no es tan fácil porque eso en la mayoría de provincias lo llevan solamente los reumatólogos de la Seguridad Social y va asociado a hospitalización, pero con el reumatólogo privado con el que se hace el seguimiento se puede conseguir ese cambio "con un enchufe" fñacil, si llegase el momento. Todos los reumatólogos a los que he ido privado me han dicho que si, las analíticas y medicaciones las pueden recetar los médicos de cabezera del seguro sin problema, enseñandoles su nota. Además, el trato es completamente diferente, que los del seguro te despachan en 5 min. Además, al que he elegido, da a sus pacientes privados un tel.movil en donde poder llamarle 2 tardes la semana, lo he utilizado en varias ocasiones y fantástico. También me ha escrito un papel para "emergencia", por si tengo q pasar por urgencias algun dia, para facilitar al de guardia que administrarme. Prefiero gastarme esos 60 euros cada mes (y ultimamente hace falta solo cada 2 meses) y tener esta horrible enfermedad bien tratada que además de vivir el terror de la enfermedad incluso sufrir también por el mal o no-tratamiento! Si todo va mal, vete a los medios de comunicación, mueve todos los hilos e intenta que prensa, prensa rosa y mejor tele, sacan un reportaje de lo tuyo...Te deseo mucha suerte, a ver como sigue tu historia, esperemos que sea con final feliz! :)